Connect with us

Cariñosas

Visor de obras.

Mas popular sitio de 93174

Para un hombre de verdad, cada Mujer es una Princesa o una Reina, de acuerdo a su edad; que hay que querer y respetar. Frases de elogio con las que exalto muchas de las tantas cualidades del sexo femenino, como su pasión, la entrega, su lealtad y fidelidad, su cariño, bondad y sensibilidad. Palabras de cumplido dedicadas a la dama mujer adultaa la madre, esposa, compañera o amiga. Una dama tiene miedo de vivir mal acompañada. Eres guerrera, luchadora, eres fuerte, bendecida, eres feliz, eres Mujer. Por tener aunque sea tu amistad Mujer, haría lo que tenga que hacer.

Para el amable y fecundo Fontanills, hubiera escrito crisantemos, en lugar de claveles. Confieso que yo no hubiera llevado la amistad hasta semejante sacrificio. Mi primer libro que no sirvió para nada se publicó sin prólogo. Se lo había pedido a Manuel de la Cruz, que era en aquella época, literariamente, mi tutor. Después que el poeta de los Cromitos cubanos leyó mis pliegos, definitivamente impresos, me dijo, mordiéndose los labios con hidrofobia entre palabra y palabra: — No me lo consultó Vd. Se me ha declarado Vd. Después, mis prologuistas han sido Manuel del Palacio, normativo de la lengua y felicísimo sonetista, que me acusó del delito de emplear americanismos censura que le valió un palo de Frías y Jungla, el mordaz crítico mexicano ; Remigio Mateos que me acompañó en días tristes a suspirar por Cuba; Conde Kostia, que con su maravilloso elocución, me dio la alternativa por compromiso; Bonafoux que estableció una ligera divergencia entre mi persona humilde y los chimpancés que se inspiran en el Chimborazo y se visten en la Belle Jardiniére Se esforzó por complacerme y no lo hizo del todo mal

Vanaglorioso, fanfarrón, jactancioso: que promete lo que no ha de cumplir; que hace alardes de poder, de riqueza o de prendas que no tiene. II, cap. Del lat. Sacar a luz una obra ajena, y cuidar de su impresión. Es voz muy generalizada ya, y empleada por buenos hablistas, como el Sr. Baralt, que en todas partes veía galicismos, la anatema, por ser traducción o calco del verbo francés éditer. Mas no pudiendo menos de reconocer que hace falta, porque publicar o dar a la estampa tanto significa publicar una acción propia como una ajena, propone para lo segundo dos palabritas flamantes que nadie ha aceptado: edicionar de publicación y editorar de editor.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.