Connect with us

Guapas

NUK Everlast – Taza de paja con peso 10 oz - Superduradera a prueba de fugas para niños pequeños

Una niña dulce 410036

La dulce trigueña inesperada, bonita amiga normal, me dijo sin remilgo suyo: «Siéntese mi señor. Escueta y fina también su débil palabra cubana que no admitía corte enmedio, como el papel de seda fósil. Dulce María desaparecía y aparecía por rendijas estrañas en rayos de luz y sombra. Y ya Enrique, sí, sí, Enrique, el Enrique Loynaz de Chacón y Lorca, plato, blando, ancho, dentadura inquietante, palabra propia deshecha en sueños. Vitrina de frascos vacíos de esencia internacional intemporal, vitrina de esqueletos desarticulados de abanico, vitrina de encajes solidificados por sudor de siglos, vitrina de. Un flamenco rosa enmedio de todo y todos, que espiró en pie, en pata, de pena por el vuelo decisivo de su flamenca, una tarde de otro abril isleño. Y al fin, la cama, el lecho emparedado, con salida de pies al jardín de los sesenta y un perro y puertecilla, para el acaso, de cristal. Vitrina ahora de Dulce María, esta vez en su definitivo centro. Pero no para morir.

Entreacto 6Puedo acostarme y dormir y despertar: el Señor me sostiene. Pausa 4 1Al Director. Con instrumentos de cuerda. Salmo de David. Para flautas. A ti te suplico, Señor. Detestas a los malhechores, 7destruyes a los mentirosos; al hombre sanguinario y traicionero lo aborrece el Señor. Con instrumentos de cuerda; en octava. Ensalzaste tu grandeza sobre los cielos.

Me llamo Paula, soy noticia en tu localidad, una latina bastante cariñosa y apasionado a la que le encanta la fiesta. Veras como. Me pone bastante. Hola, soy Sara. Una sensual y bacante asistenta de 30 años, morena de badana suave y curvas exuberantes, semejante cual me ves en las fotos.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.